Cafes para trabajar en malasaña

cafes to work in malasaña

Como en la ciudad abundan las cafeterías pintorescas y aptas para el trabajo, la dificultad radica principalmente en encontrar una con una buena conexión Wi-Fi. Así que aquí tienes una lista de encantadoras cafeterías con buena conexión Wi-Fi en Madrid. Todas ellas cuentan con un cómodo espacio de trabajo y deliciosas bebidas de café que te ayudarán a terminar tu trabajo. Como su nombre indica, esta acogedora cafetería te hará sentir al instante como si hubieras retrocedido en el tiempo.

Su decoración vintage, sus cómodos sofás y sus lámparas crean un ambiente confortable y acogedor que invita a sentarse a trabajar. Hay una zona de arriba y otra de abajo, ambas con mucho espacio y mesas. El Wi-Fi se proporciona al hacer el pedido y es bastante potente, casi nunca se apaga.

Dependiendo de la cantidad de gente que haya en el café, el Wi-Fi puede ser un poco más débil en la planta baja. Sin embargo, el Wi-Fi de Lolina Vintage Café es definitivamente fiable para aquellos que necesitan trabajar en línea. Esta cafetería ofrece una gran variedad de platos y bebidas de café, incluida la leche vegana para que puedan disfrutarla personas con cualquier restricción dietética.

Una vez que hayas terminado tu trabajo, los cócteles de la firma pueden ser justo el capricho post-trabajo que tú y tus amigos estáis buscando. Este lugar cuenta con grandes mesas de co-working en el centro de la sala, con mesas más pequeñas para dos personas en el exterior. Ofrecen un gran menú para almorzar, tapear y repostar mientras se trabaja; incluyendo un montón de opciones vegetarianas.

El personal es muy amable y habla inglés, francés y español. La cafetería ofrece wifi gratuito e ilimitado, una biblioteca de guías de viaje y está abierta toda la tarde hasta bien entrada la noche, ¡sin cierre de siesta! La única pega es la falta de enchufes, así que no puedes esperar hacer mucho trabajo con la batería aquí.

Tanto si estás en Madrid para estudiar, enseñar inglés, hacer prácticas o ser au pair, siempre es bueno tener un pequeño lugar en la ciudad al que escapar. Hay cientos de lugares de estudio en Madrid. Ya sean pequeños y acogedores cafés para estudiar o espacios profesionales de coworking.

Así que hemos pensado en darte un pequeño empujón en tu búsqueda del lugar perfecto para pasar el rato. A continuación te ofrecemos una lista de lugares de estudio céntricos y conocidos por este tipo de aglomeraciones, ¡algunos incluso con bibliotecas y librerías propias! Así que coge el libro que estás leyendo y dirígete a estos encantadores lugares de Madrid.

Esta es una de las mejores cafeterías para estudiar en Madrid entre expatriados y estudiantes internacionales. La Bicicleta, abierta de domingo a lunes hasta la medianoche y de jueves a sábado hasta las 2:30, es una cafetería que no te puedes perder, situada en la Plaza de San Ildefonso, 9 de Chueca. La Bicicleta mezcla tres elementos: una cafetería, un espacio de trabajo y una galería de arte.

Este espacio está realmente dedicado a ser el paraíso del trabajador, con WiFi gratuito, un montón de enchufes, cargadores y taquillas. En la cafetería se habla inglés, así que no te preocupes por las barreras de comunicación. También tienen un brunch muy agradable.

Religion Coffee es un gran lugar para estudiar en Madrid. Al estar situado en el corazón de Salamanca, está bien preparado para aquellos que quieran pasar tiempo trabajando mientras toman un delicioso café a un precio razonable en Madrid. Además, Religion Coffee es el lugar perfecto para los grupos que buscan un espacio para trabajar en un proyecto junto con un buen café para superar la carga de trabajo.

Es un gran lugar para tomar una bebida caliente, reunir tus pensamientos y disfrutar de tu tiempo. Situado en el corazón de Quevedo, 1000 Cups es un café muy concurrido, pero nunca falta espacio para un pensador más. Este café cuenta con mucho espacio abierto para trabajar y existe la opción de sentarse en la terraza en los cálidos meses de verano.

Al ser una cafetería llena de libros, 1000 Cups es un lugar estupendo para despertar nuevas ideas. El café es increíble, el wifi es potente una vez que te registras y siempre hay agua disponible. Una cosa a tener en cuenta es sentarse en una mesa 1000 tazas cobra unos centavos más, pero es más que vale la pena por el gran espacio y la paz para conseguir el trabajo hecho.

Entrar en el Café de la Luz es como entrar en una acogedora sala de estar. Es un lugar tranquilo para trabajar, alejado del bullicio de la ciudad, pero todavía céntrico. Puedes sentarte en una pequeña mesa o en uno de los cómodos sillones, y su carta tiene una larga lista de opciones para elegir: sólo los cafés y tés ocupan una página entera.

Los lugareños están encantados con el mini-brunch que se sirve hasta las 3 de la tarde. Consejo: Trabaja durante el día y vuelve por la noche para disfrutar de una bebida más fuerte y un ambiente más animado. La Bicicleta se autodefine como un «Lugar de trabajo-galería y café ciclista».

Los muebles desgastados y las bicicletas que cuelgan de los techos definitivamente dan carácter al lugar, pero el verdadero atractivo es el espacio de trabajo designado junto a las ventanas. Siéntate durante horas tomando un café y, cuando necesites un descanso, inspírate viendo a los madrileños hacer su vida en el activo barrio de Malasaña. Consejo: ¡puedes aparcar tu bici dentro!

Foto: Lolina Vintage Hoy en día, la mayoría de nosotros ha adoptado el trabajo a distancia y las ciudades se han puesto al día con un montón de lugares desde los que trabajarPero cuando te gustaría wo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.