Cuando tomar el cafe verde

El café verde se ha hecho especialmente popular por sus beneficios para la pérdida de peso, al igual que el té verde. Esta infusión de color claro que se toma sin leche ni azúcar y tiene un sabor muy suave es conocida por ayudar a perder peso de muchas maneras. Un estudio publicado en el Indian Journal of Innovative Research and Development IJIRD indica que el ingrediente activo milagroso llamado ácido clorogénico que se encuentra en el café verde ayuda a perder peso.

Como los granos no se tuestan, el compuesto conserva sus potentes propiedades que benefician al organismo. Ayuda a derretir la grasa no deseada y por lo tanto, ayuda a la pérdida de peso. No sólo eso, aquí hay cinco increíbles beneficios para la pérdida de peso de beber café verde con regularidad que puede no haber conocido.

1. La presencia de ácido chologénico en el café verde es conocida por aumentar el metabolismo. Ayuda a aumentar la tasa metabólica balsámica BMR de nuestro cuerpo, lo que minimiza aún más la liberación de glucosa del hígado al torrente sanguíneo.

Para cumplir con el requisito de la glucosa, el cuerpo comienza a quemar el exceso de grasa almacenada en las células de grasa, lo que finalmente resulta en la pérdida de peso. El mejor momento para tomar café verde es justo después de las comidas. Esto se debe a que, después de comer, los niveles de azúcar en sangre suelen aumentar debido al consumo de carbohidratos o proteínas.

El exceso de azúcar que se genera al descomponer los alimentos durante la digestión se almacena en forma de grasa en el cuerpo. Beber café verde ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre y evita los picos repentinos. También le ayudará a mantenerse con energía durante más tiempo.

Obviamente, tiene que haber propiedades en el café verde que tengan la capacidad de hacer que alguien pierda peso. El CGA es una sustancia química ácida que se encuentra en todo el café. Aparentemente, esta propiedad se encuentra en alta acumulación en el grano de café verde.

La sustancia química ayuda a prevenir la absorción de la glucosa en el intestino delgado. Esto ayuda a la reducción de la glucosa que circula en el cuerpo a través del torrente sanguíneo. En consecuencia, obliga al cuerpo a depender de las células de grasa para el consumo de energía y así es como alguien termina perdiendo peso.

Esto es bastante sorprendente cuando se piensa en el café verde para la pérdida de peso. El rendimiento de un artículo se basa en la alta calidad de los granos de café verde se retira de, en el momento y la forma en que se elige, siendo bien reconocido que las bayas de café recogido a mano mantienen sus propiedades residenciales mucho mejor en comparación con el café recogido mecánicamente. En consecuencia, cuando compre café verde, compruebe la etiqueta con mucho cuidado y asegúrese de que procede de un café verde recogido a mano con mucho cuidado.

Los granos de café verde sin tostar se utilizan para elaborar el extracto de grano de café verde. Los granos de café contienen un compuesto llamado ácidos clorogénicos. Estos ácidos tienen propiedades antioxidantes, lo que hace que el café verde sea bueno para la pérdida de peso y para reducir la presión arterial.

Cuando el café se tuesta, el contenido de ácidos clorogénicos se reduce, por lo que beber nuestro café habitual no favorece la pérdida de peso. Los ácidos clorogénicos, al ser ricos en antioxidantes, pueden bloquear la producción de nuevas células grasas en el cuerpo y quemar las grasas que ya están presentes en el organismo. El consumo de café verde puede evitar que los radicales libres dañen el cuerpo fortaleciendo el sistema inmunológico del organismo.

El café verde incluso detiene la acumulación de grasas presentes en el cuerpo y reduce la cantidad de azúcar que se produce en la sangre. El café verde también es conocido por mejorar el metabolismo del cuerpo. El consumo de café verde también frena los atracones, ya que tiene la capacidad de mantener la saciedad durante largos periodos de tiempo.

También contiene aminoácidos, proteínas y vitaminas, que favorecen la pérdida de peso. El contenido de cafeína y ácidos clorogénicos del café verde puede no ser el mismo en las distintas marcas del café. A veces, un café verde de baja calidad puede venderse también como café verde de buena calidad.

Si lo compra, el contenido de cafeína en el café verde de baja calidad puede interactuar con otros suplementos o medicamentos que pueda estar tomando en ese momento y puede tener una reacción negativa. Por lo tanto, debe comprar una buena marca de café verde. Si el café verde se consume en exceso, puede causar dolores de cabeza, náuseas, depresión, ansiedad, insomnio, indigestión, fatiga, aumento del ritmo cardíaco, zumbidos en los oídos, pérdida de calcio y magnesio.

Por lo tanto, se sugiere consultar a un médico antes de incluir el café verde en su dieta. Asimismo, el mejor momento para tomar café verde es antes de consumir cualquier comida. Esto significa que se puede tomar café verde antes del desayuno, la comida y la cena, es decir, tres veces al día.

Se puede beber café verde durante el día, pero es preferible beberlo antes de consumir una comida. Como usted sabe que el café verde se ha demostrado para inhibir la liberación de glucosa en la sangre. Por lo tanto, se recomienda consumirlo antes de una comida, para que la glucosa liberada después de consumir una comida pueda ser controlada, especialmente en individuos diabéticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.